pfff…

el

Hay días pesados… la carga de trabajo te va pisando los talones y amenza con comerte. Hoy fue uno de esos días. Las tareas se están acabando mis ojos… ya no veo las letritas en el pizarrón… eso me da miedo. Hoy decidí renunciar. Llevo pensando en eso toooodo el día!… mañana tendré que decirle a mi jefa que necesitará otro asistente y no sé ni como decirle. Quiero acabar de organizar los datos y entregarle las llaves. Es como un pequeño fracaso. Es como una vocecita que me dice que no pude… Como que me mira y se ríe. Es una vocecita que molesta, me molesta. Dice que me di por vencida muuuuy pronto, me dice que qué chafa, chafisima!… Un sentimiento que se burla de otro. Hoy siento que no puedo con tanto. No puedo con una cotidianidad tan ocupada, no llena nada. Siento feo. Dejar de trabajar significa renunciar a unos cuantos sueños veraniegos que aún no estaban muy bien definidos, cuando empezaron a extinguirse. Hoy fue uno de esos días que te llenan de dilemas. Ser existencialista no es lo mío… el costo de oportunidad de trabajar es muuy alto y no estoy dispuesta a pagarlo… mmm prefiero…correr, caminar, leer, pasear…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s