El mundo se va a acabar: Los hijos del Maíz.

el
La clase iba bien…de repente nos desviamos un poco de la “receta” de Washington para convertir a una economía en economía de mercado, (porque en eso andamos, la crisis de la deuda… el consenso de Washington, la inflación galopante, la liberación del mercado… etc, etc) a las importaciones del maíz, del TLC y la completa apertura en el 2008. Las ideas se fueron desparramando hasta que alcanzaron a los indígenas. Y entonces, se armó un san quintín… ¿deberíamos de dejarlos en paz y qué hagan lo que quieran? ¿tenemos que hacer algo allá? ¿qué tenemos que hacer? ¿quieren que hagamos algo? ¿debemos hacerlo? ¿quieren coca-cola y sabritas? ¿Electricidad? (novelas y televisa?) ¿autonomía? ¿paternalismo? ¿hospitales? ¿modernidad?
Me puse terca… Sí, que los dejen ser, (pero no, esa tampoco es una solución) lástima que no se puede, que es una utopía.

La conclusión de la clase fue que se necesitan “insertar” en la dinámica del país, aprender a hablar español (y lo sentimos por el tzotzil, porque no es práctico, además de lo romántico que pueda ser hablar tzotzil, de qué sirve saber ese “idioma”?) y que el gobierno debe de invertir en educación, hospitales e infraestructura… haciendo por supuesto, un análisis de costo-beneficio de lo que le conviene a la sociedad.

Salí enojadísima de la clase. Confundida y enojada…con el mundo o no sé con quién?! Me parece muy injusto tanta pobreza, tanta desigualdad, tanta indiferencia y tanta apatía… pero al mismo tiempo, todos los argumentos que me daba el Prof. eran lógicos, racionales y lo que parecería obvio hacer. Tal vez fue el darme cuenta de lo vulnerables que podemos llegar a ser ante la aplastante y codiciada modernidad (y ya hablaremos de Foucault un día de estos) o que alguien tiene que pagar (a veces con la vida) los costos del “desarrollo económico”… porque como siempre decía Cerro, nunca hay almuerzo gratis.

No sé, no sé, no sé, no sé, no sé, no sé, no sé, no sé…. a veces creo que el mundo es un caos, que el mundo se va a acabar!

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Desahuciado dice:

    Te entiendo, pero hay que tener cuidado con la lógica.

    Porque sí, hay muchas cosas, objetos y personas que desde la lógica y especialmente desde el frío punto de vista del costo-beneficio, no valen la pena su mantenimiento.

    Pero es ahí en donde entra “eso ético” que tan románticamente han llamado: humanidad (por dicha existe). De lo controario ya hacía rato el homini Lupus homini de Hobs (era así?) sería una realidad más tangible.

  2. "La seño" dice:

    Es cierto, la entiendo seño, jaja me acaba de recordar el coraje que sentí el semestre pasado cuando el profe Landa terminó diciéndome “es que los indígenas son malos….bueno, todos son malos por naturaleza…”, y que no estaban indefensos (¿¿??) , y no sé que tantas tonteras…
    Y sí, definitivamente siento lo mismo que usté, siento mucha tristeza y coraje a la vez de ver cómo la gente es tan insensible a la pobreza y al sufrimiento de los demás. Como que la pobreza molesta a la gente, pero no tanto por que le duele el sufrimiento ajeno, sino más bien porque los pobres le “afean” el paisaje…
    Nada más tengo que entrar a mi clase de tesis, y que Calderón empiece a hablar de la pobreza, y no tardan en aparecer las muy poco disimuladas caras de “fuchi” de la mayoría (seguro están pensando “por qué no hablamos de algo que nos sirva, como de bonos y acciones??”). Qué triste…
    Nada más no puedo aceptar el que “los hombres somos egoístas por naturaleza” (no me cabe en la cabeza esa idea tan mediocre y conformista). No sé por qué en lugar de ser tan materialistas, no podemos ser un poquitito más humanos.
    En fin… ánimo que el mundo todavía no se acaba..

  3. kaluz dice:

    Desahuciado!… me encantó tu post del Fondo Monetario del sistema solar. (recomiendo que lo visiten)… y hablando de que el mundo se va a acabar dejo el link de una noticia que además de sabida y conocida me impacto muchísimo!
    http://nacion.com/ln_ee/2006/septiembre/05/opinion818323.html

    Señora! Qué gustazo tenerla como miembro de la comunidad lectora. Sí me acuerdo de su gran coraje del semestre pasado… Pinche Landa!… Un día dijo que el agua no se iba a acabar!!!! a parte de sus comentarios “extraños”, la clase era buena.

    Afortunadamente somos parte de los casos atípicos!!… (iuk a las finanzas!)
    y queeee bueno, porque como economistas podemos hacer algo para ayudar a las minorías!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s