80 años

el
-gorka lejarcegi-

Un día Sierva María y Cayetano me dejaron pasmada. Pero creo que Santiago Nasar me quitó el aliento. Era curiosidad, hambre. Y me enamoré de la no linealidad y de los saltos repentinos, me mantenían despierta. De la tragedia inconcebible… y del nudo de impotencia al final de la página. Decidí que quería leer más, escribir así o al menos intentarlo. Hacer historias de la nada, y enredarlas en trivialidades y acentos.

Venga la buena vibra… para el buen Gabriel, que me ha llenado tantas tardes, noches, madrugadas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s