La ciudad de los cerezos…

– Cherry blossom girl-

Para mí, los árboles han sido motivo de admiración desde que llegué a Washington. A diferencia del clima templado y semi-calido de México en el que pocos árboles pierden las hojas y la mayoría se mantienen verdes a lo largo de todo el año, aquí los árboles se transforman y cambian de colores al ritmo de las estaciones. Desde el rojo y amarillo en el otoño hasta los colores pastel de la primavera, que duran apenas un par de semanas para volverse verdes.

Los árboles de cerezos que rodean el río Potomac son los árboles más admirados, tanto por los locales como por los miles de turistas que cada año vienen a Washington para festejar la llegada de la primavera en el festival nacional de los Cherry Blossoms. Este año se espera que más de 700, 000 personas asistan al festival.
Los árboles de cerezos o los “sakura”, son una de las plantas más admiradas y cuidadas por la cultura japonesa; y como signo de amistad la regalaron a Estados Unidos en 1912. El 27 de marzo de ese año, la primera dama, Lady Helen Taft y la esposa del embajador de Japón, Viscountess Chinda, plantaron los primeros árboles, que se volvieron legendarios en Washington. En 1965 el gobierno de Japón hizo otra donación de 3,800 árboles yoshino a la primera dama Lady Bird Johnson, quien estaba determinada a embellecer la ciudad y, algunos de los primeros árboles que se sembraron siguen floreaciendo.
El festival de los Cherry Blossoms, se celebró por primera vez en 1935 como iniciativa de la sociedad civil, y desde entonces (con interrupción en la segunda guerra mundial) se celebra cada año. Hoy en día el festival tiene una duración de dos semanas y es cuidadosamente organizado por el Nacional Cherry Blossom Festival Inc., un conjunto de organizaciones que representan a la sociedad civil y a la comunidad empresarial de Washington. Y digo cuidadosamente, porque es muy difícil predecir el día en que la mayoría (más del 70%) de los árboles florearan, por lo que cada año el festival se organiza en diferentes fechas.
El festival consiste en eventos culturales, actividades recreativas, conferencias y pláticas sobre la historia y cuidado de los árboles, así como de la cultura japonesa. Otros eventos incluyen concurso y exhibición de fotografías, demostraciones de origami, desfiles de moda y una carrera de 16 km. El día en el que arranca el festival, muchísimas personas se reúnen en el National Mall (parque entre el monumento a Lincon y el Capitolio) para volar papalotes. Y en el último sábado del festival (este año el 12 de Abril) la gente sale a las calles para vitorear el desfile de enormes globos de helio, artes marciales, bailes y demostraciones de la cultura japonesa.
A pesar de todas las actividades que se organizan, a muchas personas les basta con pasearse a lo largo del río Potomac y tomarse fotos con los cerezos, árboles indescriptiblemente bonitos e inusuales en esta época del año… muchos somos a los que nos llena de admiración la ciudad de los cerezos.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. El George dice:

    o_O T_T que suerte tienes yo siempre he querido ver un cerezo en flor y no he encontrado ninguno aqui en Mexico mucho menos en la cuidad donde vivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s