El refrigerador de Target

¿Te acuerdas de ese día que fuimos a Target? Acababas de llegar a estas tierras, y hacía frío, mucho frío. Necesitabas encontrar una casa, y rápido. Reyna no te dejaría quedarte conmigo ni un día más. Ya habías encontrado trabajo, ya habías vendido el coche, ya habías dado el salto. Ya se había quedado lo conocido en la lejanía. Ahora, todo tenía que ser más fácil. ¡Estábamos viviendo el sueño! aunque no tuviéramos dinero, ni coche, ni zapatos para nieve. No importaba que tuviéramos frío.

Encontramos un cuarto, sin cocina, pero cerca de tu trabajo. Caminarías en las calles sin banqueta para llegar a tu nueva oficina. Caminarías en la obscuridad y bajo la lluvia. Todo iba a estar bien. Sólo necesitabas un refrigerador, también una parrilla. Yo había visto un target cerca de la última parada de la línea verde del metro un día que iba a IKEA. Ahí lo compraríamos. Llevábamos una maleta de rueditas para transportar el mini refrigerador, no teníamos otra opción.

Cenamos en Taco Bell, ugh. Amarramos el mini refrigerador a la maleta y nos lanzamos al metro. Era tan pesado, tan difícil de mover. La maleta se rajó, pero llegamos a mi casa con tu nuevo refrigerador. Ya teníamos todo listo. Empacaríamos todo y pediríamos un taxi que nos llevaría a Vienna. El taxi nos cobró una millonada, pero por fin estabas en casa. Era el momento de estar. Tenías miedo. Estaban pasando cosas que no habían pasado antes. Pero yo sabía que estarías bien. Acomodamos tus monitos en un librerito. Sacamos tu ropa de la maleta. Pegamos el póster de Alemania en la puerta del baño. Ya estabas en casa.

Nos acurrucamos en la camita. Se nos habían acabado las palabras. Mirábamos el techo, exhaustos de nuestra larga travesía. De DC a Maryland, y de Maryland a Virginia. Los de arriba hacían ruido. Mis ojos se cerraban mientras ellos contaban la cuenta regresiva. Era 31 de diciembre, tú también contabas la cuenta regresiva. Feliz año nena… susurraste a mi oído. Mañana sería otro día.

En aquella época éramos pobres, y, tontos. Después supimos que en Best Buy vendían refrigeradores. Había un Best Buy a una cuadra de tu casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s