El día de la carrera

La noche anterior a mis veintiún kilómetros preparé todas mis cosas con una mezcla de emoción y nervio. Seguritos para el número, listo. Chip en las agujetas, listo. Una variedad de ropa deportiva para los múltiples climas pronosticados, listo. Visualizarme en la meta a dos horas con quince de haber empezado, listo.

Me fui a dormir con ganas de tener una gran carrera, de sentirme fuerte durante el recorrido y el cierre, y de divertirme. Y como todas las noches anteriores a los grandes  momentos, desperté sin sueño a las tres de la mañana con el corazón a la expectativa y una vocecita preguntándose cómo me iría. Ya había recorrido la distancia,  pero ¿el tiempo? ¿Qué resultados tendría?

claudia

Me gusta mucho el ambiente de las carreras multitudinarias. Todos los corredores están muy animados, listos para conquistar su último record y probarse a sí mismos que pueden correr más, y más rápido. Disfruto muchísimo la música, las porras, y la energía positiva. Este año, en varios puntos del recorrido hubo gente con música a todo volumen desde sus coches y bocinas portátiles, con las canciones del momento, pero también con las clásicas para hacer ejercicio. Además de bandas tocando en vivo aproximadamente cada milla. ¡Batala se lleva los aplausos de la mañana con el retumbar de sus tambores!

También me gusta ver los letreros de los espectadores: los chistosos, los motivacionales y los tontos. Mi favorito este año fue “naciste para correr” y “olvida la calma, corre como el infierno.” Me gusta que la gente grite mi nombre cuando voy pasando y me digan que la meta está cerca, que voy muy bien, que he convertido un sábado más en un sábado extraordinario, y que mis amigos me esperen al final del recorrido para tomarme la fotito del recuerdo. Me gusta gritar como Maria Sharapova cuando paso por túneles, y cuando estoy cansada y necesito recargarme de energía. Siempre busco la cámara y poso para todas las fotos, aunque nunca las compro, ja.

Con la logística de la llegada a la línea de salida bajo la manga, nos despertamos a las cinco de la mañana, para empezar a correr a las siete treinta. Claro que si estás en el corral número 24, como yo, puedes esperar salir una hora después. El recorrido del medio maratón fue plano hasta la milla seis, seguido de una subida de miedo y después plano otra vez. La carrera inició en la calle Constitution muy cerca de la casa blanca y terminó en el estadio DC Armory, pasando por el monumento a Lincoln, el national mall, el parque de Rock Creek y los vecindarios de Adams Morgan, Columbia Heights, y Bloomingdale. Empecé a muy buena velocidad y mantuve un ritmo promedio de diez minutos por milla hasta la milla diez, después subí a diez minutos treinta para llegar a la meta en dos horas con diecisiete. Estuve muy cerca de mi objetivo y muy contenta con mis resultados.

Vi a mi entrenadora y su globo de elmo en la milla 12 y me echó muchas porras para la poco que me faltaba. Al terminar mi recorrido me reuní con H, ¡qué corrió las 13 millas (21km) en 1:40! y de ahí buscamos a nuestros amigos que estaban en la meta. Ahí nos esperamos para echarle porras a Alex, quien corrió su primer maratón (sí, 42km) ese día. Cuando pasó cerca de donde estábamos  lo celebramos mucho para que terminara con fuerza y sintiera todo nuestro apoyo. Después de un largo día y muchas millas, fuimos a comer comida griega para celebrar nuestros triunfos.

Mientras corría el medio maratón, pensaba en que escribiría en mi blog. Creo que pensar en la futura yo diciendo lo bien que me había ido en la carrera me dio mucha energía para que me fuera tan bien :)

3-16-2013-halfmarathon

p.d. Como corredora que disfruta de las porras de los espectadores, también me gusta mucho echar porras, llevar pretzels para los corredores en urgencia de carbohidratos y mi bocina portátil para poner canciones que saquen la energía para correr esa última milla… este abril, H y yo tenemos pensado lanzarnos a Boston para vitorear a las elites de nuestro deporte. Correrá en esta edición de la carrera nuestra entrenadora, Taneen, y nuestros amigos Melani y Alan. Esperen esas historias, próximamente.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. JOSE PEREZ dice:

    :) soy Pris….me gustó este post Claudi….que lastima que no podemos estar ahí pa echarte porras y gritos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s