La transición

Estoy contenta de escribir que hace un mes empecé una nueva aventura laboral; ¡por fin estoy cumpliendo el propósito número 10 del 2013! Después de una titilante pero extendida búsqueda de trabajo. Ahora estoy coordinando la investigación y evaluación de programas en una fundación que invierte en mejorar la seguridad económica de las mujeres y de las niñas que viven en el área de Washington. La oferta de trabajo llegó con gran sorpresa en febrero, H y yo bromeábamos que necesito años de 14 meses para terminar con todos mis pendientes…

La transición fue  emocionante y con mucha ilusión de empezar algo nuevo, pero a la vez dando un giro: de la investigación en un think tank al área programática de una fundación. Empecé preparando un reporte de los resultados del ciclo de donativos del 2013, así que estoy aprendiendo mucho de los servicios que ofrecen los donatarios y de todas las organizaciones con las que trabajamos. Es sorprendente cuantos detalles hay que conocer para poder hacer el trabajo. Justo antes de partir de mi antigua oficina, estuve ayudando a la chica que se quedó en mi posición, transmitiéndole todas las cotidianidades que nadie sabe pero que son esenciales para que salgan las cosas.

Mi primer día de trabajo tuvimos una junta del personal para hablar sobre un vídeo que haríamos, ya que la fundación fue seleccionada como uno de los mejores lugares para trabajar en Washington. La premiación será a mediados de Mayo, pero como parte del concurso todas las organizaciones tienen que presentar un vídeo de 30 segundos que comunique porque merecen ganar. Una semana después estaba bailando con una playera de la fundación al ritmo de la canción de “happy” por el pasillo de la oficina. Bienvenida nuevamente al mundo de las organizaciones sin fines de lucro feministas :))

En mi primera semana también hubo una “smothie party,” sí, hay un nutribullet en la oficina y el miércoles hubo una reunión en la que todas tomamos licuado (con verduras, por supuesto). Le escribí a mi amiga Mallory para contarle, ya que las dos somos fan de los licuados verdes. ¿Es la vida real? Me preguntó. Las compañeras se levantan aleatoriamente de vez en cuando a hacerse un licuado a media tarde cuando llega el hambre de las tres de la tarde. Ya tengo mis verduras en la oficina, ja. Para todo roto hay un descocido.

Mi nueva oficina está más al centro de DC, y aunque no está mucho más lejos que en dónde trabajaba antes, el transcurso en la mañana es mucho más largo y amenazado con tráfico (del mal) si salgo después de las 8. La transición al nuevo horario ha sido motivo de mucho esfuerzo, ja ja ja, antes salía de mi casa pocos minutos antes de las nueve (porque la ruta del autobús era más directa). Estoy disfrutando la ubicación de de mi nueva oficina, conociendo nuevos rumbos y nuevas cosas qué hacer en DC. Incluso la ciudad parece nueva.

La transición no ha venido sin algo de nostalgia, sobre todo porque extraño a mis amigas del trabajo y muchas cosas de mi antigua oficina… pero es tiempo de seguir adelante y me da gusto que por fin di el paso a un nuevo reto en algo que me interesa y que me gusta.

unnamed
Mi escritorio en la fundación

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. alitasbbq dice:

    Hace falta el follow up de este post :) Cuales son tus impresiones y aventuras ya transcurrido 1 año 1/2?

    1. Kaluz dice:

      Siiii! Ya hace falta, espero escribir un follow up pronto :) Si que ha habido novedades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s