En ruta para Berlín 

Hoy fue un día de mucho coche y música punk y electro house. Salimos por la mañana de París con destino final en Berlín. Mi hermanita Estefi, conocedora de la geografía europea después de vivir en Lille un tiempo, me recomendó que pasaramos a Brujas porque queda de camino. Pero, ¿cómo se dice Brujas en inglés? ¿Brux? “No sé a dónde quieren ir, pero OK, vamos” dijo Dirk. Christine también estaba tratando de descifrar a qué ciudad nos referíamos, en vano. Fue chistoso cuando llegamos a “Brugge” (léase Brugue) porque entonces los alemanes entendieron a dónde íbamos…”Oh, pero Brugge, not Brux, ha ha ha.” Perdidos en la traducción por un buen rato, ja. Brujas parece un cuento de hadas de los que escuchas en la niñez, con casas de techos escalonados, calles empedradas, librerías en cada esquina (extintas ya en el pueblo en el que yo vivo), y bicicletas en todas las banquetas. Comimos lo típico; papas fritas, croquetas, guisado de carne, ostiones. Nos faltaron los waffles redondos, que Estefi dijo no podían faltar, y los chocolates. Pero para cuando salimos del restaurante ya estaba todo cerrado…justo lo que me contaba Montse ayer. Lo bueno es que antes de ir a comer vi Etam, y ahora sí me quedé un rato escogiendo pijamas ;)
Llegamos en la noche a Amsterdam. Nos quedaremos aquí un par de días antes de continuar el viaje a Berlín. Lista para explorar la ciudad de los canales y tulipanes, aunque no sea primavera. Y feliz y agradecida por esta experiencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s