Explosión de sabor 

Escribiendo desde algún lugar entre Holanda y Alemania. Llueve y suenan los tacubos. Los parabrisas van y vienen. En frente un cielo gris; a los lados torres de electricidad que me recuerdan a mi casa, a veces un molino cómo los que se ven en las postales. Lalo maneja, Dirk y H hablan de la carrera, Christine ve fotos, y yo escribo; con un poco de sueño y un mucho de sed. Hay tráfico y el GPS ya se convirtió en una sola línea roja.
Amsterdam fue una explosión de sabor. Hay tantas cosas qué ver y qué hacer que dos días apenas te dan una efímera probadita de la ciudad. Caminamos por los canales, anduvimos en bicicleta, Hubo poco sol y mucha lluvia. Nos mojamos. Compramos recuerdos y postales. Tuvimos frío.

Sólo caminar por las calles empedradas y cruzar los canales hizo que valiera la pena la parada. Encontré ganchos en el techo de las casas altas y angostas–que se usan para subir los muebles que no caben por las escaleras–y libreros en la calles para intercambiar lecturas. Techos escalonados adornados con ladrillo, cuerdas que unen edificios con lámparas en medio, jardines flotantes en el techo de los botes que viven en los canales, y flores en cada esquina. Además de las típicas bicicletas que todos andan. Las mamás llevan a sus güeritas (o güeritos) en su manubrio, y los hipsters, el paraguas en una mano mientras controlan la bici con la otra. También hay motos que aparecen de la nada, te obligan a apresurar el paso para no estorbarles en su camino…con riesgo de colisión de no hacerlo. El tranvía se para sin prisa para que todos pasen por sus vías y los carros son chiquitos para maniobrar en las apretadas calles de la ciudad.

Conocimos el anexo secreto dónde Ana Frank estuvo escondida durante la guerra. Como siempre, el corazón se apachurra de releer ese capítulo de nuestra historia colectiva. Las frágiles hojas de sus diarios en exhibición, también de los cuentos y otras historias cortas que escribió Ana. La casa está vacía como símbolo del vacío que dejó la guerra en Otto, el padre de Ana, quién perdió a su esposa y dos hijas. Fotografías recrean la distribución de los muebles y el ambiente para que los visitantes se adentren un poco más en el mundo de Ana, quién soñaba con escribir una novela cuando se acabaran sus días de encierro. Sí Ana hubiera sabido cuántas personas la han leído. Hace años leí su diario y ahora quiero hacerlo de nuevo.
También visitamos el museo de Van Gogh, otro que jamás hubiera imaginado el alcance que tendrían sus lienzos y sus cartas a Theo. La exhibición, además de mostrar sus pinturas y bocetos, también tiene muchos fragmentos de la rica correspondencia que mantuvo Van Gogh con su hermano por años. Esta fue mi parte favorita de la visita; Van Gogh el escritor. Hojas que parecen de arroz, con garabatos y dibujos. La letra no es legible, pero una grabadorcita nos habla desde la pared como si fuéramos Theo. Además, salpicadas entre los lienzos de Van Gogh, obras de otros artistas que responden a los pensamientos en las cartas de Van Gogh.  Un diálogo a través del tiempo, por medio de la expresión artística.
No me faltó comprar cerámica azul, ni comer queso, ni ver a las chicas y las lady boys del distrito de las luces rojas, ni pasar una tarde en una tienda de café tomando té de menta y comiendo pastel de chocolate con más que un chingo de azúcar. Ay Amsterdam, qué explosión de imágenes y colores me regalas para mis recuerdos, además de unas botas tan mojadas por toda la lluvia que nos dejaste caer.

El título de esta entrada dedicado a mi abuelita, la güerita original, que cada vez que la veo me cuenta de la vez que Pris se comió un tomate con limón y sal y, pensando que no tenía nada de nada dijo ¡esto es una explosión de sabor! cuándo lo probó. Así Amsterdam.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s